BANNER_SOCI_02.jpg
 
 

Crónica Sima de las Nieves, Juno 2014

Rogelio Ferrer Exploraciones Sierra de las Nieves Viernes, 04 Julio 2014 20:33

 

 

Vivac Sima del AireSeguimos con los trabajo de exploración en Sima Aire

Participantes de la actividad:
Jorge Lopera Alcalá
Víctor Suárez Sánchez
Manuel Durán Lorca  (Lolo)
Rogelio Ferrer Martín.
Objetivos: Cambio de cuerdas y maillones en la línea principal de progresión, porteo de material de vivac y cuerdas usadas desde la cota de -140 m. a -500 m. (Vivac principal).
Objetivos  en punta: Dos Escaladas, exploración del segundo besatechos, exploración del aporte del río, topografía, instalación del Punto caliente avanzado. Recuperación de cuerdas instaladas en primera exploración del pozo de la casada y material de buceo. Grabación de imágenes de vídeo.

 Crónica.
Quedamos en la Venta del Navasillo el viernes día 27 sobre las 11,30 h. de la mañana, café, organización de trastos y vehículos, y pusimos rumbo al Puerto de los Pilones. Desde aquí pateo hasta la entrada, con un día espléndido. A la llegada vimos como el material para un punto caliente de emergencia que en su día montó Alberto, había sido destrozado por los roedores, sacos de plástico perforados, rafias roídas…desastre, ha quedado casi todo para la basura. Toca organizar una batida para limpiar el entorno de la sima de restos.


meandro Sima del Aire Organizamos los petates, (había dos del club en la Sabina), aunque se utilizaron 3 petates particulares y uno sólo de la Sabina. Sobre las 13,30 h. empezamos a entrar.
 A -140 m. recogimos un petate con material de vivac (número 5) y una bolsa que contenía también más material de vivac. (Desde mi punto de vista esa bolsa debería haberse dejado con su petate de transporte hasta su destino).


Nos reorganizamos y acomodamos todo lo de la bolsa en nuestros petates y continuamos descenso con los 5 petates. Nos organizamos en dos equipos de dos; por un lado Lolo y Víctor se encargarían de ir por delante cambiando maillones por mosquetones y por otro Jorge y yo nos encargaríamos de corregir y reinstalar las cuerdas de los pozos que quedaban pendientes.
A la cota de -250 m. vimos que efectivamente la cuerda del pozo nº1 coincidía con su pozo, hasta ese momento todo bien. El problema vino un poco más abajo, ya que la cuerda prevista para ese mismo pozo se quedó corta (unos 15 metros). El equipo que en su día instaló ese pozo solucionó el problema instalando la cuerda destinada al pozo número 2, de esta forma cuando ese mismo equipo llegó al pozo número 2, instaló la cuerda del pozo número 3, y así empezó el descuadre entre cuerdas y pozos. Este problema no fue generado por nadie perteneciente a nuestro club.


Cuando Jorge y David llegaron a los pozos para cambiar las cuerdas, no entendían el descuadre y optaron por instalar aquellas cuerdas que si coincidían con su respectivo pozo, y así lo hicieron con los pozos nº 5, 6 y 7.


Por nuestra parte lo que hicimos fue cuadrar estos errores corrigiéndolos utilizando los restos de las cuerdas sobrantes de los pozos 2 y 3 sobre el pozo número 3 que quedó terminado a falta de un último tramo de unos 20 metros que queda por cambiar con cuerda nueva, y que se dejó instalado con parte de la cuerda antigua.


Una vez solucionado el problema instalamos también el pozo número 4 cuya cuerda si estaba disponible, quedando instalado y terminado. Ya podemos decir que la línea principal  de progresión de la sima ha sido renovada desde la calle Vivac Sima del Airehasta el vivac principal, que era unos de los grandes objetivos de este año.
Con todos nuestros petates y con los restos de las cuerdas de los pozos que se habían cambiado, llegamos al vivac. Una vez aquí, preparamos las tiendas,  empezamos a preparar el material para los días siguientes, entre otras cosas preparar las cuerdas viejas (quitar nudos y cortar los roces) así como temas de anclajes y demás.


Día 28
Nos levantamos, desayuno, preparamos petates para trabajar y vivaquear dos días en el nuevo vivac avanzado. El razonamiento de este nuevo vivac se basa en ahorrar unas cinco horas diarias de ida y de vuelta en la aproximación a la nueva zona de punta, y el correspondiente esfuerzo que esto conlleva, por lo que el nuevo vivac nos ahorraría un total de 10 horas de aproximación en los dos días de trabajo efectivo en la zona de punta.


Cargamos con todo el material de vivac (esterillas, sacos, ropa y comida) además del material colectivo de instalación, baterías, cuerdas y demás.
Cuando llegamos a la ubicación del que sería el nuevo vivac (una galería fósil situada justo encima de la red activa) descargamos tiestos, comimos algo, nos reorganizamos y fuimos a realizar los objetivos que nos propusimos ese día.


Nuevamente nos organizamos en dos equipos; Víctor y Lolo le meterían mano a la escalada que Jorge y David vieron en la última entrada, por otro lado Jorge y yo nos iríamos a mirar el segundo besatechos descubierto en la punta de Noviembre del pasado año, y a topografiar desde ese punto (punto más bajo de la cavidad) hasta la estación situada en la galería fósil.
Previamente a estas actividades, Jorge fue con Víctor y Lolo para enseñarles la escalada, mientras yo fui a recuperar dos cuerdas y un petate de material de buceo que quedaron en la red activa y que serían necesarios para trabajar en los próximos días.


lago Sima del Aire Con todos ya ubicados en sus puestos, empezamos a funcionar. Jorge se enfundaba el neopreno en una preciosa sala previa al lago que daba al besatechos, las aguas de azul gélido hacían previsible una experiencia poco atractiva, pero eso a Jorge no parecía importarle mucho, como en un ritual mecanizado desde mucho tiempo atrás, se echó al agua para comprobar si la opción del besatechos nos permitiría seguir la exploración por ese punto….lo intentó varias veces forzando lo que pasó de ser un besatechos a ser un sifón en toda regla que exigía para su exploración equipo de inmersión, en pocos minutos, esta opción pasó a ser un problema de importante complejidad técnica.


Tras el jarro de agua fría (y nunca mejor dicho), superamos nuestra decepción implicándonos en la topografía desde el lago del Besatechos (ahora Sifón) hasta la poligonal que levantaron Jorge y Amparo en la entrada realizada en el pasado mes de Abríl.
Mientras Víctor y Lolo realizaron un péndulo para colarse por el lateral de un pozo (que a modo de balcón), daba acceso a la ventana que Jorge y David descubrieron en la entrada del mes de Mayo. Desde esa ventana, arrancaba  una nueva y amplia galería, de unos 200 metros de longitud, de forma triangular (condicionada por la impresionante falla que dominaba todo el desarrollo), y  que acababa en un pequeño sifón.


Finalizados los trabajos del día, nos dirigimos hacia la galería fósil donde ubicaríamos el Punto caliente. Una vez aquí comenzamos el despliegue del invento formado con mantas térmicas a modo de cuadrialátero y que bautizamos como “Módulo Aire 01” (ya que se parecía más a un satélite que  un  vivac), tras algunas adaptaciones de última hora finalmente quedó instalado el nuevo punto caliente en la cavidad.
Cena, acople y noche desigual en la cuestión de comodidad y sueño. A Víctor le tocó la peor parte, una rendija en el módulo, por donde entraba frío del “espacio exterior”, hizo que se pasara la noche dando vueltas sobre sí mismo para no exponer siempre la misma zona. Los demás creo que pegamos ojo…especialmente Jorge.


Día 29


Desayuno, organización y al ataque, los objetivos del día se centrarían principalmente en la galería descubierta el día anterior, y  serían los siguientes; Víctor y Lolo seguirían con la escalada, en esta ocasión en una enorme colada de unos 30 metros (luego serían más) descubierta por ellos en la nueva galería. El interés de esta escalada se sustentaba por la enorme fractura que condicionaba toda la estructura, por la oquedad que se intuía al final de la colada,  y por el aporte de agua donde se encontraron  restos de carbón procedentes seguramente de la superficie.


Por otro lado Jorge y yo nos pusimos con la topografía de la nueva galería hasta el sifón. Tras terminarla y como aún quedaba tiempo nos fuimos a explorar en dos zonas. Jorge se calzaría de nuevo el neopreno para remontar río arriba tras la cascada y yo (como no tenía neopreno) me fui a mirar incógnitas que había por el meandro que da acceso a la zona activa. Desde la zona fósil podía escuchar los gritos de Jorge poniéndose el neopreno chorreando del día anterior!!.


Víctor y Lolo realizaron la escalada del primer tramo en tiempo récord…pero la cosa cambió un poco más arriba, una pátina de barro que cubría toda la colada y hacía imposible trepar sin asegurar cada paso, se ralentizó y consumió más tiempo del previsto, quedándo pendiente de terminar un último tramo de unos 20 metros, dejando la cuerda montada en fijo para volver y terminarla.


Jorge remontó río arriba hasta un sifón que casi con toda seguridad se trata del Sifón Negro (de la parte no conocida). Confirmando que el aporte de agua de la cascada se trata del desagüe de ese sifón. La topo nos confirmará este último dato. Por mi parte exploré 4 incógnitas laterales en el meandro sin resultados destacables, todas acababan estrechándose y siendo impenetrables.


Sobre las 6 de la tarde quedamos todos en un punto de encuentro establecido en una zona arenosa previa al pozo que da acceso al curso activo. Allí Jorge y yo esperamos un par de horas (con mantas térmicas y vela de calor incluida) a que llegasen Víctor y Lolo que venían de la zona de punta y que al pasar por el Vivac avanzado tenían también que realizar inventario de material.


Desde el Punto de encuentro retornamos al Vivac principal, acople, cena y a dormir…en condiciones.
Al día siguiente desayuno, inventarios, limpieza del vivac, organización del porteo de subida, (basura, petates vacíos, etc), para salir sobre las 4 de la tarde al exterior.


Torrija de calor, envío de sms de seguridad y pateo hasta los coches. A partir de aquí ya sabéis lo que pasó, una enorme cerveza se interpuso en nuestro camino y no tuvimos escrúpulos en despacharla junto a un buen plato de los montes.


Conclusiones: Quedan aún dos importantes incógnitas (que conozcamos) en esa zona; Una el primer besatechos que en esta ocasión no forzamos por la cantidad de agua que venía de la cascada y que caía justo encima de él. La idea es forzar este paso metidos más en verano a ver si pillamos menos agua. La otra incógnita es continuar y terminar la escalada que iniciaron Víctor y Lolo.


También está pendiente revisar a fondo los techos de la zona fósil, ya que creemos que puede quedar zonas no visibles que pudiesen esconder nuevas galerías.


Además de todo lo anterior Lolo estuvo grabando imágenes de vídeo para documentar la actividad, a ver como sale.
Un saludo a todos

Sima Aire Julio 2014 Momentos

 

Share it
pinterest

Google maps:

Rogelio Ferrer