No te hagas espeleólogo

1980-1989 Lunes, 07 Enero 2008 18:19

 

 

cariespe.pngNO TE HAGAS ESPELEÓLOGO


Grupo de Exploraciones Subterráneas de la Sociedad Excursionista de Málaga
Extraído de: SOCIEDAD EXCURSIONISTA DE MÁLAGA. 75 ANIVERSARIO

 

Hasta hace pocos meses que me introduje en el mundo subterráneo de la espeleología. Tras esta corta experiencia, es mi consejo que no te hagas espeleólogo. Esto debe ser para ti una premisa importante, y si ya lo eres abandónala, pues voy a darte razones suficientes para ello.

 Por razones diversas, te presentas un día en un club de espeleólogos, pretendiendo visitar una cueva. Lo primero que te dicen es que tienes que pagar una inscripción, una cuota mensual, una tarjeta federativa, comprarte un material mínimo indispensable, etc…, es decir, te obligan a hacer unos gastos con los que no contabas.

 

El local social es centro de reuniones y trabajo, es un lugar en el que sin darte cuenta te encuentras con individuos que te entretienen hasta media noche discutiendo a donde ir, qué hicieron el fin de semana y cómo lo hicieron. Por si esto fuera poco, intentan enseñarte topografía, geología, climatología, biología, fotografía, como cuidar el material, etc… Intentan además enseñarte ética deportiva y ecológica; en resumidas cuentas, quieren imponerte una disciplina de club.

Además, existe una labor de campo. Los fines de semana y otras fiestas, sales de la ciudad. En escasas ocasiones lo puedes hacer en coches particulares, por lo cual, te tienes que trasladar en autobús o tren, para después marchar durante algunos kilómetros, y con poco o ningún descanso, prospeccionar el terreno, siglar las cavidades encontradas, explorarlas, topografiarlas y fotografiarlas. Con un poco de suerte duermes 4 o 5 horas para seguir prospeccionando, signando, explorando, topografiando y fotografiando. La comida se hace rápida, pues es pérdida de tiempo el recrearse en ella, y no se te ocurra ofrecer las viandas, ya que te las aceptarán sin saber si la de ellos es más sabrosa. Después de terminado el trabajo, tras una nueva y más pesada marcha, vuelta a casa, con la boca seca de tanto comentar las incidencias de la jornada.

No te creas que la salida que te he descrito la has organizado tú. Iluso, es debida a un plan preconcebido por el grupo al que perteneces, para no dejar ninguna cavidad sin estudiar. Además, has estado bajo las órdenes de un “Jefe de Actividad” dueño y señor del grupo, al cual se le encomienda tu custodia (por el simple hecho de que tiene varios años de experiencia) y al que debes de obedecer. Porque, mientras no hagas un curso de iniciación o se te reconozca una experiencia no podrás organizar tus propias salidas o tener iniciativas.

Cuando regresas al día siguiente de una salida, te obligan a hacer una labor de gabinete: memorias, pase de la topografía a papel milimetrado, a vegetal, etc…

 

Por si esto fuera poco, intentan que ocupes un puesto de responsabilidad. Te ofrecen la secretaría, el archivo, la biblioteca, la hemeroteca, los intercambios, etc…, porque ellos no pueden tener más de dos o tres cargos. 

Cuando creas que tienes experiencia intentarás encontrar una gran cueva o una gran sima o una cueva con yacimiento prehistórico. No cometas este error.

En cuanto a la gran sima o cueva, notarás que no tienes conocimientos suficientes, por lo que tendrás que recurrir a la “ÉLITE” del grupo, que te harán sombra en tan gran hazaña. 

No se te ocurra encontrar un yacimiento prehistórico, ya que:

- No te permitirán que lo expolies.
- Ni por supuesto, que lo explotes.
- Ni que lo destruyas.
- Ni que lo toques.
- Sobre todo que comuniques tu hallazgo a la Junta Directiva, por eso de la disciplina de club. “ELLOS” darán conocimiento a la Autoridad competente. 

Si, a pesar de todo esto, sigues en tus trece de hacerte espeleólogo, NO te inscribas en un club grande, que trabaje sistemáticamente, que publique revistas y artículos interesantes, que ofrezca resultados y tenga un prestigio internacional, porque estarás mal visto, por pertenecer al mismo (excepto excepciones que confirman la famosa regla).

 

Si a pesar de todo sigues con ánimos de hacerte espeleólogo, estamos en:

G.E.S. de la S.E.M.  MÁLAGA

 

 

Share it
pinterest