BANNER_SOCI_02.jpg
 
 

¿Qué es un plan de actuación y para que sirve?

Cuadernos de opinión Lunes, 28 Mayo 2007 04:50

Para responder a estas preguntas basta con que nos planteemos el tipo de deporte y el lugar en donde lo practicamos, cualquiera de nosotros sabe perfectamente que si ocurriera algún tipo de problema durante nuestra actividad. El nivel de dificultad propio de cada cavidad unido a la accesibilidad de estas son, además de otras consideraciones, factores que multiplican y complican considerablemente el rescate y la intervención de los profesionales e incluso de nuestros propios compañeros, ya sean del propio club, como del espeleosocorro.

Para minimizar en la medida de lo posible estos riesgos quiero exponer en el foro una de las dos iniciativas que a lo largo de los dos últimos años hemos ido desarrollando en el grupo. Todos sabemos que cuando se produce una situación de este tipo nuestra primera reacción es la de coger los bártulos y salir corriendo para donde se haya producido el problema, lo que proponemos es que esa “estampida” esté organizada y tenga el mejor efecto posible dentro de los límites legales en los que podemos actuar.

Una de estas ideas es el desarrollo de un plan de actuación, que no es otra cosa que la plasmar en un documento toda la información de interés de la cavidad o zona donde habitualmente realicemos nuestras actividades, es a lo que denominaremos como la preorganización de la zona.

Lo primero: Ubicar el punto de Encuentro (P.E.)

El punto de encuentro será a nivel operativo el lugar conocido y reconocible más próximo a las vías de comunicación donde se concentrarán y desde donde partirán los equipos de rescate, esto es ventas, restaurantes, o lugares fáciles de reconocer y de identificar por personas ajenas al lugar.

Deben tener lugar para aparcar, teléfono público o de contacto, si es posible techo o zona de abrigo.

Lo segundo: Descripción de itinerario

Desde el P.E realizaremos una descripción detallada del itinerario a seguir tanto del tramo en vehículo (si lo hay) o a píe. En este sentido es imperativo facilitar coordenadas U.T.M. y datum, (pensemos si la alerta se produce de noche y con poca visibilidad) (Ley de Murphy)

Lo tercero: Seleccionar una zona de helisuperficie

Dando coordenadas y datum (25 metros de zona diáfana de diámetro y no más de un 2% de desnivel)

Cuarto: Ficha técnica y topografía de la cavidad.

Esta información es desde luego importante, pero puede darse el caso de estar la cavidad en exploración y no estar disponible, en ese caso un croquis nos servirá

Quinto: Descripción desde el P.E. de acceso a los Centros de salud u Hospitales más próximos así como sus teléfonos de urgencia y centralita.

Sexto: Coordenadas y datum de los Puntos “Eco” de superficie

Para el desarrollo de este tema será preceptivo el uso de los equipos de comunicación por ondas (Heyphone o Nikola), de forma que si se llegaran a utilizarse en un rescate hayamos comprobado previamente que el enlace interior-exterior es positivo, ubicándolo con coordenadas y marcando su posición tanto en la superficie como en el interior de la cavidad, así como en las topografías.

Toda esta información debe de recogerse en un documento plantilla (A-49) que ya está desarrollado para el caso de la Sierra de las Nieves, y que debemos prepararlo para las demás zonas donde habitualmente realicemos nuestras actividades.

Otro día pondré la filosofía y el desarrollo del protocolo de alertas, que es la segunda de las iniciativas que hemos desarrollado.

Un saludo
Share it
pinterest