BANNER_SOCI_02.jpg
 
 

Espeleología Versus Deporte de Riesgo

Cuadernos de opinión Lunes, 07 Julio 2008 11:06

 


protegeLos deportes extremos son todos aquellos deportes o actividades de ocio con algún componente deportivo, que por su real o aparente peligrosidad o por las condiciones difíciles o extremas en las que se practican se consideran bajo este término (Wikipedia).

Este reciente término que se ha popularizado en la última década del siglo XX, ha sido utilizado dentro del deporte alternativo y por lo medios de comunicación para relacionar sus productos y atraer la atención de quienes están en busca del reto y la aventura,

 

El Riesgo es la combinación de la frecuencia o probabilidad que puedan derivarse de la materialización de un peligro. El concepto de riesgo siempre tiene dos elementos: La frecuencia con la que se materializa un riesgo y las consecuencias que de él pueden derivarse. Es decir, en palabras claras, el riesgo es la posibilidad de que un peligro pueda llegar a materializarse.

La medición del riesgo es muy subjetiva y además es difícil de cuantificar debido a una combinación de vulnerabilidad y peligro. Se considera que las personas están en riesgo cuando no tienen capacidad para hacer frente a un desastre. Por esta razón el nivel del que practica una actividad espeleológica influye decididamente en encontrarse en una situación de riesgo o no, el mundo subterráneo puede ser fantástico o terrible según la preparación o predisposición del visitante. Si el espeleólogo tiene la preparación técnica, capacidad física adecuada y cumple las precauciones en cuanto a previsión metereologica, una incursión a una cavidad no se la puede considerar como una situación de riesgo. Sin embargo, estas circunstancias puede cambiar drásticamente si el espeleólogo no tiene nivel técnico ni de reacción ante las dificultades, o no se cumplen las precauciones necesarias para la practica por motivos metereologicos o de equipamientos.

Este escenario se puede extrapolar a cualquier tipo de actividad o de deportes de los llamados “sin riesgo” creando un paralelismo similar al de la practica espeleológica, por ejemplo: Actividades como el senderismo o el piragüismo, relacionadas con el medio natural y aparentemente sin riesgo, se pueden convertir en un deporte extremo si no se cumplen las mínimos requisitos por algo tan simple como un problema de desorientación o de un cambio en la metereología.

Teniendo en cuenta las diferencias existentes en el medio en que se practica, también se dan situaciones de riesgo físico en deportes tan populares como el fútbol, baloncesto, etc. donde las lesiones e incluso fallecimientos en el mismo terreno de juego son muchos mas frecuentes que en la espeleología, sin embargo estos deportes están socialmente mejor aceptados y son considerados “deportes sin riesgo” practicándose y enseñandose desde las mismas escuelas. La vida misma no está exenta de riesgo y solo hay que mirar la estadísticas de lesiones y mortandad en accidentes laborales. Me parece mucho mas arriesgado el trabajo de un obrero en un andamio que mi actividad de ocio en cualquier sima, incluso cualquier desplazamiento en un vehiculo es una actividad infinitamente más peligrosa que la incursión en una cavidad

Este San Benito que le ha tocado o le han colocado a la espeleología por culpa de la influencia de las modas y de etiquetarlo todo, le perjudica enormemente a esta actividad. Contribuyen negativamente a dar esta imagen, personajes con baja autoestima buscando su autorrealización y que están encantados con esta etiqueta, medios de comunicación sin conocimiento alguno de esta actividad y creando alarmismo injustificado ante cualquier incidente, y una visión comercial interesada en que esto continúe pareciendo una actividad peligrosa y extrema, influyendo decisivamente en políticos mediocres y sin ideas que se dejan de llevar por esta sin razón mediática, justificando las restricciones y la negación de permisos en pro de salvaguardarnos de un terrible accidente o de una muerte segura, cuando las estadísticas de accidentes e incluso de incidente es mucho menor que en otras actividades y deportes de los llamados “sin riesgos”.

Deberíamos de intentar desterrar esta etiqueta que tanto nos perjudica de nuestra afición y que la espeleología ocupe el lugar que le corresponde como actividad lúdica, deportiva o de investigación, pero siempre sensata lo que hace de ella una actividad muy completa y segura, aunque no exenta de riesgo, pero no mucho más que otros deportes o que la vida misma.

Share it
pinterest