BANNER_SOCI_02.jpg

Expansores

Sábado, 14 Mayo 2011 06:08 Apuntes técnicos

 

 

 

ExpansoresCuña rompedora para piedra, expansores, pichotes, divisor manual de piedra. Muchos son los nombres para denominar a  los tres trozos de metal que nos permiten romper roca con facilidad. Compuestos por dos lengüetas y una cuña, son capaces de partir un enorme bolo de varias toneladas o romper con perfecta precisión una pequeña pieza con exceso de matriz. Su funcionamiento es muy rudimentario, aprobechan la poca resistencia que ofrecen los sólidos rígidos a las fuerzas expansivas para romper la roca con facilidad. No son… excesivamente caros, se pueden reutilizar muchísimas veces y no producen vibraciones, por lo que son ideales para extraer piezas con cristales delicados. Por estas caracteríscticas han sido muy utilizados por los canteros para extraer rocas ornamentales como el mármol y el granito.

 

Se clasifican en función de su diámetro, el cual determina su función. Esta clasificación puede dar lugar a malos entendidos ya que en ocasiones, la medida hace referencia al diámetro de las dos lengüetas cuando están juntas y en otras indica el diámetro óptimo (diámetro de la broca) al que trabajan en una roca marmorea o granítica (rígida). En otro tipo de matrices más plásticas y menos consitentes el diámetro óptimo puede variar.

Mediante un ejemplo es posible que quede más claro: la marca Zubi-Ondo comercializa unos expansores que vende como de 25mm. En este caso los 25mm hacen referencia al diámetro de las dos lengüetas juntas, es decir, sin la cuña insertada. Si hacemos un agujero con una broca para piedra de 25mm, las lengüetas (que tienen juntas el mismo diámetro que la broca) no entrarán o entrarán con dificultad. Si conseguimos hacerlas entrar, el espacio entre lengüeta y lengüeta es inexistente, están totalmente pegadas. En estas condiciones el expansor comenzará a trabajar nada más introducir la cuña. Si la resitencia a este nivel es poca, es muy probable que la roca  se rompa parcialmente por la parte superior, lo que imposibilita que la piedra parta totalmente de forma paralela al expansor. Además de romper mal, tambien es muy probable que la lengüeta adyacente a la rotura se doble.  Otras marcas  comercializan sus expansores indicando el diámetro óptimo de broca al que trabaja el expansor, es el caso de los expansores de 32mm comnercializados por otras marcas. En este caso, cuando medimos las dos cucharas juntas  su diámetro es inferior a los 32 mm, quedando una separación entre cuchara y cuchara de unos milímetros. De esta forma, la cuña comienza a ejercer la fuerza cuando la hemos introducido varios centímetros evitando el problema descrito anteriormente. La situación se agrava cuando trabajamos sobre una pared debido a que la expansión no es simétrica ya que la roca sólo rompe por el lado de la pared en contacto con la atmósfera.

Si cometemos el error de comprar un expansor cuyo diámtro sea igual o superior al de la broca, podemos modificarlo para que funcione. Esto se consigue con una amoladora pequeña y discos de desbastar y pulir.

Es muy importante preguntar al ferretero al que le copremos las cuñas cual es la medida óptima de trabajo. De esta forma nos ahorraremos sorpresas desagradables cuando salgamos de piedras.

 

Expansores de 20 mm (broca óptima)

La matriz rígida (ofita/metabasita) rompe con facilidad

Fran realiza un taladro de 20mm para recortar una pieza

A pesar de ser una roca muy dura, la broca de 20 perfora con rapidez la matriz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Rebajando un Zubi-Ondo de 25mm a 23mm

Miguel Ángel mide con el pie de rey el diámetro

Pruebas del expansor rectificado en un pequeño bolo de conglomerado


Desbaste

Pulido

Broca de 25mm perfora esquisto en el minado Santa Bárbara (Túnel del Arteal)

Las lengüetas se resisten a entrar, se puede apreciar la curbatura de las mismas fruto de lo explicado anteriormente

 

Tratando de hacer entrar a golpes las las lengüetas de un 25mm Zubi-Ondo en un agujero de 25mm

La plasticidad del esquisto absorve la fuerza de expansión dificultando el trabajo

 

Poco espacio entre lengüeta y lengüeta, la cuña rompe demasiado arriba

La fuerza bruta y el señor Bellota resuelven el problema

 

 

Bolo de celestina partido. Se puede apreciar la rotura parcial en el lado izquierdo. si el bolo no hubiese partido, este tipo de rotura doblaría la lengüeta izquierda

Detalle de geoda de celestina

 

Broca sds-max de 32mm

Dándole de comer al chinito malo

Chinito malo, broca de 25mm y servidor

Fran colocando los expansores Zubi-Ondo de 25mm (rectificados a 23mm)

Fran intenta reducir el bolo tras partirlo por la mitad

 

Broca de 25mm con mandril sds-plus

Me gustaría agradecer a Miguel Ángel Gil Cuenca su inestimable ayuda. Sin sus conocimientos y herramientas habría sido mucho más dificil el reducir los expansores de 25 a 23 mm.

Share it
pinterest