BANNER_SOCI_02.jpg

Buceo en cuevas estilo inglés

Domingo, 30 Septiembre 2007 12:08 Apuntes técnicos

 

B. Schofield, Dave Ryall.

Traducido por Delfín.

Mucha gente ha recibido últimamente cursos de "buceo en cavernas" o "buceo en cuevas" y han buceado en las cálidas y claras cuevas de lugares como México, Florida, Dordogne y Mallorca. Estas zonas aportan un buceo en cuevas fácil, interesante y placentero. Hay diferencias significativas entre esas zonas y el Reino Unido.

            Hay algunas cosas que queremos exponer a cualquiera que piense bucear en cuevas en el Reino Unido. Cosas que creemos que deben saber...

 

            Primeramente, sólo una pequeña proporción de las Islas Británicas está formada por caliza, en la cual se forman la mayoría de las cuevas. Por lo tanto, hay un número muy limitado de lugares para bucear en cuevas, y de ellos, sólo un puñado son razonablemente fáciles en su acceso físico, combinados con pasajes subacuáticos amplios y ocasionalmente "buena" (por ejemplo más de dos metros) visibilidad. La mayoría de ellos exigirían que fueras un cuevero hecho y derecho, y necesitarías tener las suficientes cuerdas y escalas, así como saber usarlas de forma segura (incluyendo habilidades en Técnicas de Cuerda Simple). Como algunas de las cuevas pueden estar a más de cuatro kilómetros de la carretera, a decenas de metros de profundidad, con largos arrastramientos por el suelo y otros obstáculos, puedes necesitar reunir un equipo de cueveros para portear tu equipo hasta el punto de buceo. Y, por supuesto, ¡necesitas saber dónde está la entrada de la cueva!


"Hemos colocado incluso cadena de acero galvanizado de 1,25 cm. en una cueva, ya que la corriente simplemente devoraba la cuerda de cuevas de 11 mm."

            Prácticamente todos los sitios de buceo en cuevas están en tierras privadas. Esto significa que los visitantes deben obtener el permiso del propietario antes de su visita. Algunos propietarios han instalado barreras físicas (por ejemplo puertas cerradas) para evitar el acceso, ¡y puede que muestren a los que pasen a sus tierras un primer plano del lado equivocado de un calibre 12! Alguna vez, puede que el propietario no se preocupe de si la gente visita la cueva (o incluso prefiere no saber de las visitas), pero a la mayoría de ellos, simplemente les gusta que se les pida permiso amablemente para visitar la cueva. Ignorar esta etiqueta puede conllevar que la cueva se cierre permanentemente (garantizándose la hostilidad de todos los buceadores de cuevas del Reino Unido).

            Realmente, la única forma de averiguar los acuerdos de acceso actualizados, puede ser preguntar a los miembros locales en activo del CDG. Pueden tener también conocimiento y experiencia de los efectos del tiempo metereológico en la cueva en cuestión y saber si la cueva estará inundada, tendrá buenas condiciones para bucear, qué tipo de visibilidad podemos esperar, cuál es el estado de los hilos guía, etc.

            La mayoría del buceo en cuevas en el Reino Unido se lleva a cabo con el objetivo de explorar una nueva cavidad. También se realizan inmersiones con el propósito de probar o testar técnicas y equipo auxiliar. Ocasionalmente, cuando las condiciones lo permiten, unos pocos buceadores realizan inmersiones de turismo o placer. Las inmersiones recogidas en la revista del Cave Diving Group reflejan este patrón.


            La mayoría de las exploraciones se llevan a cabo por un individuo o por un pequeño grupo de buceadores trabajando juntos en un proyecto específico, generalmente tras investigar la geología, hidrología, etc. y las anteriores inmersiones realizadas en el lugar (mediante el importante Sump Index, la revista del CDG y las publicaciones de los clubes de cuevas). Los buceadores publicarán seguidamente sus hallazgos en la revista del CDG o la enviarán a su editor para su "archivo secreto" (para ser publicada en una fecha más tardía o más apropiada) para compartir todo esto con toda la comunidad de las cuevas. También se espera que un estudio (plano y sección) de cualquier nuevo descubrimiento deba ser publicado en la revista del CDG. La etiqueta dicta que otros buceadores no "piratearán" el proyecto de alguien mientras el trabajo continúe. Por esto, es responsabilidad individual dar a conocer que se está desarrollando un proyecto, e igualmente, cuando el trabajo está completado, comunicar a la gente que se "levanta la veda" de nuevo en el lugar en cuestión.

            Por seguridad y conveniencia de otros, cualquier buceador que encuentre las líneas de un sifón en condiciones diferentes a las anteriormente publicadas, debe notificar los cambios al editor para su inclusión en la revista.

            Ahora miremos al equipo y las técnicas. Muchos buceadores habrán adoptado las filosofías Hogarthian/Doing It Right promovidas por WKPP, GUE, etc. Sin discusión, estos principios son perfectos para las surgencias grandes, profundas y de fácil acceso y los lugares de aguas abiertas en los que ellos bucean. El valor de estas técnicas y configuraciones de equipo queda patente en las sorprendentes exploraciones llevadas a cabo con pocos accidentes. Como reza el antiguo dicho, la prueba del algodón no engaña...[1]

            Desgraciadamente, tal configuración de equipo y técnicas no se pueden emplear en el buceo en cuevas británico. Déjanos explicar porqué...


"Muy simple: no pasas por los pasillos de la cueva."

            Para empezar, la mayoría de los sitios en el Reino Unido son inaccesibles para los buceadores que empleen botellas montadas en la espalda: muy simple: no pasas por los pasillos de la cueva. Por tanto, el debate de latiguillo largo o corto y dónde colocar la luz, etc., no se plantea. ¡Y puedes dejar los torpedos en casa! Aquí, el cordado es vital y las botellas laterales son de rigor.

            Aunque la temperatura del agua siempre es fría (7º máximo, 4º normalmente), se suelen llevar trajes húmedos en muchos sifones. El gran volumen y restringida movilidad de los trajes secos en una cueva, y la probabilidad de sobrecalentamiento y de daño, imposibilitan su uso en todos los sitios excepto los de acceso más fácil. Las excepciones son los sifones largos y profundos, con un largo camino dentro de la cueva, donde se lleva puesto equipo ordinario de cuevas para llegar al punto de inmersión, transportando el traje seco y poniéndoselo una vez alcanzado el sifón.

            Los ríos en las cuevas están frecuentemente manchados de turba y transportan cantidades importantes de sedimentos y materia orgánica, por lo que la visibilidad de uno o dos metros se considera bastante razonable/normal, y tres o cuatro metros más es excelente (pero tristemente muy raro). Flujos más grandes de agua significan también más esfuerzo y tensión en las líneas, así que un grosor de 4mm. se considera el mínimo, y no es extraño el de 6 mm. Hemos colocado incluso cadena de acero galvanizado de 1,25 cm. en una cueva, ya que la corriente simplemente devoraba la cuerda de cuevas de 11 mm. Consecuentemente, líneas más gruesas implican que los carretes tienen que ser suficientemente robustos. Los preciosos carretes de aluminio con carcasa de plástico que verás publicitar en muchas tiendas de "buceo tek" durarán probablemente unos cinco minutos en el Reino Unido (aparte de que no podrás poner ninguna cuerda apropiada en ellos. La dulce y delgada cuerda con que vienen cargados estos carretes sería una amenaza en un sifón del Reino Unido.

            En siguiente lugar, en el Reino Unido, ¡siempre llevamos casco! Garantizamos que tu cabeza será golpeada en el techo de la cueva al menos una vez durante una inmersión, y en algunos de los sifones más estrechos, estará constantemente golpeando contra en techo de roca. También es una cosa muy práctica montar luces en él, de forma que puedas ver algo (aunque sea una luz marrón y una línea presionada contra tu máscara) mientras estás negociando alguno de los sifones menos complacientes. Normalmente llevamos dos luces de veinte vatios, con lámparas de diez grados de ángulo de apertura, y otras dos o más linternas enfocables de pilas 6C en el casco. Las linternas de mano y la cabeza desnuda conllevan problemas por aquí. La mayoría de los buceadores de cuevas del Reino Unido llevarán un mínimo de cinco fuentes de luz diferentes en una inmersión, y todas ellas estarán montadas en el casco.

            Probablemente te estarás empezando a dar cuenta de porqué los miembros del Cave Diving Group parecen desanimar a la gente de bucear en cuevas en Gran Bretaña. Si se cuenta la verdad, las cuevas sumergidas del Reino Unido raramente se pueden describir como un entorno placentero. Seguro que puedes obtener satisfacción por el trabajo realizado en una inmersión bien ejecutada, pero no esperes ver lo que ves en las fotos de las revistas...

            Las surgencias británicas tienen una reputación horrible. En respuesta a los británicos impresionados por sus avances y las distancias que exploró, Olivier Isler comentó una vez: "Aquí en Dordogne, los pasillos son grandes, el agua cálida y limpia, así que cordar aquí es fácil. Pero sé que en Inglaterra las cuevas son muy pequeñas, el agua muy fría y que no puedes ver nada. Eso son condiciones muy difíciles y peligrosas." Esto dicho por un hombre que ha roto records mundiales de buceo en cuevas.


¿Y qué más es diferente en el buceo en cuevas en Gran Bretaña?

Quizás más extraño que la configuración del equipo, para muchos buceadores de aguas abiertas, sea el que te puedes olvidar de tener un compañero bajo el agua en las cuevas británicas. La mayoría de los buceadores de cuevas en Gran Bretaña creen que estar solo en un sifón es más seguro por un gran número de razones, por ejemplo:

  • No hay nadie para quedarse físicamente atrapado en el pasillo detrás de ti (por tanto bloqueando tu salida)
  • No hay nadie detrás de ti que pueda enredarse en la línea y tener que cortarla, dejándote sin hilo guía de salida.
  • No hay nadie que accidentalmente altere tus "marcas de salida" en los cruces de líneas (por ejemplo, en una cueva hay 10 líneas secundarias que parten de la principal en los primeros 500m de recorrido)
  • No hay nadie que cause problemas de sedimentos (excepto tú)
  • No hay posibilidad de ser llamado para compartir aire. En los pasos estrechos esto sería de todos modos imposible.
  • No hay nada con lo que confundirse. La comunicación en los sifones varía desde lo difícil hasta lo imposible.
  • No hay nadie que te dé una falsa sensación de seguridad.
  • No hay nadie de quien preocuparse, excepto tú mismo. Puedes concentrarte en tu propia seguridad.

Todo esto asumiendo, por supuesto, que tu equipo es el adecuado y que está correctamente cuidado, así como que eres completamente hábil en todas las técnicas requeridas.

            Pero si este no es el caso, serás responsable de ti y de tu compañero, de todas maneras.

            Es estupendo, sin embargo, tener un compañero fuera del agua para compañía (las cuevas son lugares solitarios), para ayudarse mutuamente a equiparse, como medida de seguridad contra accidentes como patinazos, caídas, etc. en los pasadizos de aproximación o más allá del sifón, y para comparar notas que más tarde recordarán la naturaleza de la cueva y los posibles caminos. Igualmente, puede haber ocasiones determinadas (por ejemplo, cavando, perforando y andamiando) en las que podáis  trabajar mejor juntos bajo el agua.


"Tiene que ser poco cómodo saber que estás completamente conforme a una filosofía bien publicitada y una configuración de equipo que fue desarrollada para su uso en muy diferentes condiciones"

            Una de las mejores cosas de encontrarse a otros buceadores de cuevas en un lugar de buceo es echar un buen vistazo a su equipo. ¿Qué luces, botellas, arneses, carretes utilizan? ¿Por qué hacen lo que hacen de la forma en que lo hacen?

            El mismo buceador bien puede emplear diferentes configuraciones en sitios de buceo diferentes, e incluso en diferentes ocasiones en el mismo sitio, dependiendo del propósito de la inmersión. Y bien pudieran haber llegado con una idea mágica que estarían encantados de compartir contigo...

            Adaptabilidad e imaginación son el sello de los buceadores de cuevas. Hay un número sorprendente de elementos de construcción casera en uso, generalmente más robustos o baratos o disponibles que el equipo de aguas abiertas. Las cuevas constituyen un entorno muy duro, y por eso el equipo no está como nuevo por mucho tiempo, sólo mira la mayoría de botellas, arneses, cascos y luces en uso. A veces se puede emplear material "normal", pero adaptado de una manera particular. También somos afortunados por bucear normalmente sólo en agua dulce. Esto significa que los contactos eléctricos se pueden dejar abiertos al agua, por lo que verás linternas hechas con dicroicas y enchufes de cortacésped combinados con restos de comercio de fontanería, y también trozos de acero suave y piezas poco afectadas  por el óxido. La mayoría de la gente estará más que feliz de explicar su equipo, y los cómos, porqués y las razones de porqué lo utiliza. Pon a diez buceadores de cuevas con su equipo en una habitación, y cada uno tendrá su forma de hacer las cosas, cada método refinado para adaptarse a su usuario. Por supuesto, todos se burlarán de los otros nueve, pero luego se afanarán para probar las ideas de alguien.

            Lo que no harán, de todas formas, es cogerte del cuello y decirte que la suya es la única forma de hacerlo. Lo que está bien es lo que está bien para ti, para mantenerte seguro y contento a ti y para devolverte a casa de una pieza a ti. Solamente piensa con cuidado primero, sobre lo que estás haciendo, antes de hacerlo.

            Atrapado por tus botellas en la espalda en un pasillo estrecho, golpeándote tu cabeza (sin casco) contra el techo, mientras tratas de desenredar tu linterna de mano y tu latiguillo largo de 2 metros de un hilo blanco de nylon que cae de tu preciosamente diseñado (pero roto) carrete de plexiglass, Tiene que ser poco cómodo saber que estás completamente conforme a una filosofía bien publicitada y una configuración de equipo que fue desarrollada para su uso en muy diferentes condiciones.

            Piensa en los buceadores de Europa del Este que no se dejaron vencer por un sifón inundado de barro, y acabaron poniendo sus botellas en un aerodinámico contenedor hecho con dos trineos de plástico de niños, de forma que pudieran empujarlo a través del cieno que tenían delante, como un quitanieves. Lo que hicieron estaba bien para ellos.

            Del mismo modo, los miembros del CDG suelen ser vistos abandonando sus laterales cuando salen de vacaciones, buceando en las grandes y claras surgencias de Francia, etc., simplemente porque es más fácil llevar botellas grandes del coche al agua montadas en la espalda. Los caballos para las carreras[2].

            Todos los miembros del CDG tienen tras de sí varios años de cuevas secas antes de haber buceado en un sifón. No se les ha enseñado a bucear en cuevas. Con un poco de ayuda y unos consejos de sus amigos, mirando cómo lo hacen los demás, aprenden. Mirando, preguntando, pero lo más importante, PENSANDO, y entonces, con mucha precaución, probando lo que han aprendido por sí mismos.


"El aire puede estar sólo a unos metros (o a kilómetros) pero si no lo puedes alcanzar cuando lo necesitas..."


            Este es el desarrollo que hemos realizado en los últimos, aproximadamente, 60 años. Esta es la razón por la que tenemos técnicas de cordado, buenas luces, reglas de gestión de gases, rebreathers y redundancia múltiple desde hace años. Pero, no contentos con eso, las innovaciones continúan con mezclas de gases, torpedos y adaptaciones del material en cantidad. Nos sentamos, pensamos, y entonces vamos y lo hacemos, con cautela. Y hacemos lo mismo antes y después de cada inmersión, siempre a la búsqueda de nuevas ideas, técnicas, equipo que podamos usar o adaptar e incorporar a lo que hacemos. Después compartimos nuestras experiencias con los demás.

            Aquí es donde el CDG ayuda. Está ahí para diseminar información y para intentar compartir experiencia entre los buceadores del Reino Unido. El CDG es un grupo de gente sin ánimo de lucro con un interés común: la exploración de cuevas. No hacen cursos formales, el entrenamiento está basado en algo mucho más adaptado, sin consideración comercial alguna. Llegar a "Buceador Cualificado" puede llevar años.

            No hay atajos ni dinero que pueda comprar la cantidad de experiencia necesaria.

            No hay cursos "prediseñados" que saquen buceadores de cuevas "cualificados" y si alguien insinúa que sus cursos te convertirán en un experimentado buceador de cuevas del Reino Unido, ¡no le creas! No hay sustituto para la experiencia. Examinar los accidentes que han ocurrido en los sifones ingleses muestra que la gran mayoría de la gente se ahoga a pocos metros de un espacio aéreo, y que tienen, casi siempre, experiencia limitada.

            Todo esto quiere decir que hacer ese curso de buceo en cavernas o cuevas en alguna parte del mundo soleada y encantadora, seguramente te aporta una experiencia placentera e interesante. Casi seguro que las técnicas que aprenderás, y los debates como la configuración del equipo, etc., te harán un buceador mejor. Pero son un mundo aparte de lo normalmente puedes esperar encontrar en un sifón inglés.

            En el test de "Buceador Cualificado" del CDG, el candidato será conducido a un pozo embarrado y se espera que corde, navegue, haga un plano, así como que se desenvuelva normalmente debajo del agua como cualquier otro buceador (por ejemplo, respirando y compensando, controlando la flotabilidad y manteniendo las reservas de aire). Adicionalmente, al buceador se le harán varios test de destreza manual, y a diferentes niveles se le descolocará o quitará la máscara, generalmente después de que el examinador haya cerrado, sin que se note, la reserva del candidato, inmediatamente seguida de la botella que está usando, ¡mientras le enreda en el hilo guía! Si el buceador se las arregla con todo esto sin acercarse al llamado incidente, y puede después satisfacer al examinador con sus conocimientos técnicos, entonces puede ser puesto en lista para la calificación. Incluso entonces, el candidato debe ser ascendido al estatus de "Buceador Cualificado" por sus méritos en el CDG.

            Y, desgraciadamente, esto no es ninguna garantía de invulnerabilidad en un sifón. Hay pocas experiencias más aterradoras que estar perdido en un sifón, o físicamente atrapado, o tener un fallo de equipo catastrófico. El aire puede estar sólo a unos metros (o a kilómetros) pero si no lo puedes alcanzar cuando lo necesitas...

            Para bucear con seguridad en las cuevas de Gran Bretaña se requiere un pensar y una planificación muy cuidadosos, un completo entendimiento de las cuevas y la espeleología, entrenamiento, el equipamiento adecuado y la adecuada actitud mental.

            Así que terminemos con unas palabras del manual del CDG:

            "El buceo en cuevas exige una completa autosuficiencia y libertad de juicio, lo que no implica ignorar la experiencia de otros... la responsabilidad del buceador por la seguridad es suya y sólo suya, y si delega responsabilidad en alguna parte de la operación, lo hace bajo su propia responsabilidad... debe valorar su motivación por el buceo en cuevas... debe en gran medida, vivir para el buceo en cuevas, así como practicarlo... esto es una doctrina dura de aceptar, aunque nace de la experiencia."



[1] N. del T.: traducción adaptada del "proverbio".

[2] N. del T.: proverbio en ingles que viene a decir que cada cosa para lo que es.

Share it
pinterest